Más de 10.000 años habitando esta tierra de sabanas, selvas, serranías y desiertos, aprendiendo a convivir con la naturaleza respetándola como fuerza sabia y poderosa; son las culturas indígenas venezolanas, que en su variedad y diversidad, aportaron imborrables elementos a nuestra cultura, ya sea en gastronomía (recordemos las arepas, la torta de casabe, el cacao y la yuca por solo nombrar algunos alimentos), vocabulario y lenguaje (ñame, chicha, Guaira, etc. o la manera en que el venezolano emplea el lenguaje de forma clara y directa), usos y costumbres (como el cuidado y cariño que se le dispensa a los niños, o el culto a deidades, como la india María Lionza) o en la música, con ritmos tradicionales como el mare-mare o instrumentos como las maracas, acompañamiento insustituible de cualquier conjunto llanero. Elementos estos que sobrevivieron a la colonización y conquista de nuestro territorio y se imbricaron en la conformación de la identidad nacional y el particular modo de ser del venezolano.

Actualmente habitan en nuestro país 25 etnias indígenas, que habitan en los estados Amazonas, Anzoátegui, Apure, Bolívar, Delta Amacuro, Monagas, Sucre, Zulia y más recientemente en zonas de los estados Mérida y Táchira, conformando una población de 314.772 personas, según información del censo indígena de 1992. Estas etnias mantienen en mayor o menor medida las expresiones culturales, vestimenta y costumbre que les son propias, dependiendo de su cercanía y relación con la población criolla.

Este mismo hecho también ha influido en la conservación de las lenguas autóctonas, las cuales de conservan más de 20 y que representan la expresión ancestral de nuestros pueblos, que se han trasmitido por generaciones a lo largo de los siglos y tienen semejante capacidad expresiva de cualquier otra lengua en el mundo.

En la actualidad, la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela de 1999, reconoce y protege la diversidad cultural de las etnias que habitan en nuestro país, adjudicando a las distintas lenguas indígenas el rango de lenguas oficiales de nuestro país, así como el establecimiento de los derechos indígenas, reconocimiento justo a los pueblos que desde tiempos inmemoriales, habitan nuestro territorio.

Conscientes de la importancia que tiene la preservación y divulgación de nuestras culturas ancestrales, la tarea de hacer registro de las manifestaciones culturales de las etnias aborígenes, así como a la divulgación de estos conocimientos en la presente publicación en la red que es una manera de facilitar el acceso a esta información a nivel nacional e internacional.