El pueblo Barí tiene una alta estima de su grupo étnico, es un enamorado de lo suyo. En lo religioso tienen su fe en un dios llamado Sabaseba, quien constituye el centro de su mitología, creador de todo lo que les rodea. La tradición cuenta que cuando él llegó a la tierra se encontró con un lugar oscuro y caótico; su trabajo fue ordenarlo y moldearlo para que quedara como se encuentra actualmente. Por esta razón, el Barí tiene un gran respeto por la naturaleza y se considera un protector de su hábitat,
ya que, es un regalo de su dios.
Según las creencias barí, la descendencia de su cultura surgió cuando Sabaseba sintió hambre y cortó unas piñas; de la primera piña que partió salió un Barí hombre, de la segunda una mujer Barira y de la tercera salió un niño Basurita, así fueron extendiéndose, aprendieron la construcción del bohío y ocuparon distintos sitios según el territorio que les fue asignado.
Creación del mundo según la etnia Barí. Oficina de Derechos Humanos

1. 2. 3. 4..5 .6