Ramón J. Velásquez

 


ssRamón J. Velásquez
Nació en Colón el 28 de noviembre de 1916, en un ambiente de silencio y represión por la dictadura de Juan Vicente Gómez. Su madre fue educadora y su padre, Ramón Velásquez Ordoñez fue profesor, periodista y director del Diario Católico.

Inició sus estudios en el Liceo Simón Bolívar, en San Cristóbal. Durante el bachillerato, fundó junto con sus compañeros la revista Nautilus. Posteriormente trabajó con Juventud, mientras ayudó a su padre como corrector del Diario Católico.

Al culminar el bachillerato, cursó la carrera de Derecho en la Universidad Central de Venezuela y estudió con Leonardo Ruiz Pineda en la misma facultad. Aunque nunca ejerció como abogado, su inclinación por las leyes obedecía al interés de encontrar un  “cauce a sus preocupaciones humanísticas, políticas y sociales” (Polanco, 2003: 32).

En 1941, comenzó su trabajo reporteril en la calle para el diario Últimas Noticias. Al mismo tiempo, fundó en esa fecha la Federación Venezolana de Estudiantes (FEV), con un grupo de jóvenes en busca de reivindicaciones. Este hecho marcó definitivamente su relación con la política.

Para Ramón J Velásquez, el ejercicio periodístico resultaba apasionante, por tal motivo, continuó como redactor de Últimas Noticias y colaboró con artículos para diarios como La Esfera y La Provincia. A su vez, escribió para un diario en el Táchira, El Nacional, el cual fundó con Humberto Spinetti Dini en 1933.

Posteriormente, Miguel Otero Silva, director en Caracas de El Nacional, lo contrató como reportero y columnista. Durante tres años, se distanció de la política. Sin embargo, el 24 de noviembre de 1948, los militares se separaron de Acción Democrática (AD) y dieron un golpe de Estado. En ese momento asumió el poder Delgado Chalbaud y Velásquez se identificó con la oposición.

En 1949, junto a Simón Alberto Consalvi y José Agustín Catalá, decidió crear una publicación al estilo de la revista Time, se llamó Hechos y se trataron temas de interés general, con un mensaje político entre líneas. Esta empresa no tuvo éxito.

Por sus orígenes, y con motivo del cuatricentenario de la ciudad de San Cristóbal, el 31 de marzo de 1961 fundó la Biblioteca de Temas y Autores Tachirenses, con el fin de dar a conocer la producción editorial de su estado natal. Esta biblioteca cuenta actualmente con 178 volúmenes. Más adelante, en diciembre de 1964, se incorporó a la Academia Nacional de la Historia, ocupando el sillón letra T que dejó vacante Caracciolo Parra Pérez.

Velásquez, con una constante dedicación a la investigación histórica, obtuvo muchos reconocimientos. En 1973 recibió el Premio Municipal de Prosa, por su libro La caída del liberalismo amarillo: tiempo y drama de Antonio Paredes. Igualmente, se destacó con su libro Confidencias Imaginarias de Juan Vicente Gómez, un reportaje histórico exitoso e  impecable, que contó con 13 ediciones.

 

1 2

Universidad de Los Andes Táchira - Cátedra Producción en Medios
Derechos Reservados 2008