El Servicio Administrativo, Migración y Extranjería,  SAIME-Táchira, no cuenta con una estadística  de todos los ciudadanos chinos que están legalmente en el estado, pese a la posible revisión que se haría de los libros de registros que existen en San Cristóbal, que a última hora no fue posible, Carla Pérez Jefe de Extranjería y Migración además de Politóloga, señaló que todos esos registros se encuentran en la sede principal en la cuidad de Caracas.

El proceso de legalización, según Pérez, se hace directamente en SAIME-Caracas, donde los migrantes deben presentar todos sus documentos legales, arreglados y verificados por las oficinas encargadas del Distrito Capital. Este organismo, en Táchira, no otorga las visas por primera vez, solo las renueva. Primeramente el migrante debe registrarse en la capital y sacar su visa allá, ya luego al establecerse aquí, debe asistir para la renovación.

Los que recién se establecen entran en un estudio de permanencia, y la renovación es válida por un año. Sin embargo, ellos deben renovarla tres veces al año.  Por otro lado, para  los residentes, la visa es válida por cinco años. Pérez añade que los asiáticos son muy responsables al momento de cumplir con la fecha establecida para la renovación de documentos.